viernes, 2 de abril de 2021

Entrevista a Cristina Expósito Escalona

 

Foto: Alberto Ramírez

 

Para celebrar el Día Internacional del Libro Infantil y Juvenil este año hemos querido hablar con Cristina Expósito Escalona, escritora de cuentos infantiles y propietaria de la editorial Alaestrella y así conocer su trayectoria e intereses en el mundo literario. 

Para Todolij ha sido un placer entrevistarla y conocer mejor su obra.

Háblanos de tu trayectoria personal y profesional. ¿Cómo llegaste a la literatura infantil?

Siempre me ha gustado mucho el tema del idioma, las letras, escribir y el lenguaje. Desde niña me ha gustado escribir. Recuerdo que mi madre con 8 años me compró mi primer diario en una romería de Las Cabezas de San Juan, donde me crie. Uno de mis momentos favoritos era escribir sola.

 Estudié periodismo y trabajé en TV .Después por motivos personales  me fui a vivir a California seis meses. Fue una experiencia inolvidable que repetiría con los ojos cerrados. Allí empecé a escribir mi primer libro El gran viaje de Silvestre que autopubliqué en 2016 con la editorial Círculo Rojo. Era como el momento de conocerme a mí misma y de hacer algo que siempre me ha gustado.

Continué escribiendo ya con intención de entrar en el mundo editorial. Tengo muchas cosas escritas. Y con suerte, porque esto es poco a poco, las editoriales van apostando por mí. Además la maternidad me despierta mi lado infantil. Con las cosas que me pasan con mi hija me inspiro para escribir historias.

¿Cuántos libros has publicado hasta hoy?

Tengo publicados nueve libros. Dos de ellos con otros autores: Adviento de cuento y Miradas con alas.

Esta primavera habrá dos nuevas publicaciones y otras dos más en otoño.

¿Qué caracteriza a tus historias y a tus personajes?

Cuando escribo no lo hago pensando en “voy a trabajar tal cosa”. El cuento es una herramienta, una ayuda que te sirve en un momento concreto, pero no es una solución para todo. Ahora está de moda, y yo lo intento evitar, el libro escrito para trabajar algo. A veces está tan metido el mensaje que el escritor quiere dar al lector, que no deja abierta la imaginación o interpretación del propio lector. Para mí la literatura infantil son historias que te hacen volar la imaginación, que te transportan a otros mundos posibles, que te hacen disfrutar y tú como lector interpretas ese mensaje. Que puede coincidir o no con el de otro lector.

 ¿Con qué ilustradores has trabajado?

En el Gran viaje de Silvestre al ser autopublicado nos puso en contacto una amiga en común y lo ilustró M. J. Arillo. También publiqué con ella La Bisa en 2019.

Otros ilustradores han sido M. Carmen Mórdom, Quiel Ramos o José Luis Ocaña.

 Además de escritora eres propietaria de la editorial Alaestrella. ¿Cómo surgió ese proyecto y qué libros podemos encontrar?

Fue de manera fortuita. Tenía la historia de El ciclista con bigote que me encantaba, fue aceptada por una editorial que cerró. Después la estuve moviendo durante dos años por editoriales. Obtuve respuestas positivas, pero ninguna para ser publicada. Mi marido me animó a montar una editorial familiar. Yo dudé mucho y el fallecimiento de mi abuela fue decisivo para lanzarme a ello. Los cuentos son una herramienta de felicidad para toda la familia. El nombre de la editorial Alaestrella está inspirado en ella, así como el libro La Bisa.

Queríamos una editorial que diera cabida no solo a mis textos, sino también a diferentes autores e ilustradores. Yo los siento como si fueran mis propios libros, aunque no lo haya escrito yo. Se han publicado dos libros hasta el momento: El ciclista con bigote y La Bibliotecaria, que en apenas unos días agotó la primera edición y ya va por la segunda. Hemos tenido una acogida espectacular por parte de las librerías y los lectores, así como recomendaciones literarias. Cuidamos muchísimo todos los detalles y la calidad del texto y las ilustraciones. Y se nota el resultado.

Tenemos otros proyectos. Es apasionante ver cómo se forma un libro. Todos los días nos llegan manuscritos que leemos entre todos los miembros de Alaestrella y valoramos.



¿Qué importancia crees que tiene la literatura infantil para la creación de futuros lectores y cómo influye en su desarrollo?

La literatura infantil es clave en el crecimiento de todo niño y niña. Incluso para los adultos. Despierta tu imaginación, aprendes vocabulario, te hace ser una persona más crítica, te forma como persona y te entretiene. Los libros son puertas al mundo exterior, te enseñan otras formas de vivir, de pensar, de actuar. Y el conocimiento te hace libre. Todo es positivo.

 ¿Qué cuento era tu favorito cuando eras pequeña? ¿Cómo recuerdas esos momentos de lectura?

Recuerdo que mis padres compraron una colección que solo leíamos por la noche, tipo enciclopedia para niños. También recuerdo los libros de la Media Lunita de A. Rodríguez Almodóvar que aún tengo. Como anécdota puedo contar que en la última Feria del Libro de Sevilla yo firmaba La Bisa y El gran viaje de Silvestre y llegué antes a la feria para que él me firmara. Para mí era una ilusión que me firmara un libro y hacerme una foto con él. Posteriormente se acercó a nuestro stand y se llevó el libro de La Bisa. Me dijo textualmente: “Los autores nos tenemos que apoyar entre nosotros”. Fue un momento precioso cargado de felicidad. Admiro muchísimo a A.R. Almodóvar.

¿Qué cuentos no pueden faltar en la biblioteca que cada niño debe tener en casa?

Por ejemplo La historia interminable, que he vuelto a releer hace poco, Momo y por supuesto los libros de Gianni Rodari.

¿Qué consejos darías a una persona que quiere empezar a escribir cuentos infantiles?

Sobre todo escribir mucho y practicar, así como leer a otras personas. Tomar como ejemplo a otros autores. Y corregir los textos es fundamental. Ser autocrítico. Hay que invertir tiempo en revisar lo que se ha escrito. Intentar hacer la mejor versión de lo que escribes. Nada es perfecto, pero puede ser excelente o muy bueno.

Háblanos de tus próximos proyectos.

Firmo próximamente en la Feria del libro de Tomares que es del 13 al 18 de abril. El viernes 16 firmo en el stand de Erizo de papel, el sábado por la mañana en La Nueva y por la tarde con Botica de lectores. Cierro las firmas el domingo por la mañana en el stand de Airerbil.

En cuanto a próximas publicaciones tengo dos proyectos más que de momento están parados y otro que saldrá después de verano. La pandemia ha retrasado y cambiado planes.

¡Muchas gracias Cristina por esta preciosa entrevista! Seguiremos pendientes de todo lo que publiques con mucho interés.

A continuación os dejamos el listado de obras de Cristina:

Obras:
-El Gran Viaje de Silvestre, ilustrado por M.J. Arillo.
-La Bisa, ilustrado por M.J. Arillo y editado por Hilos de Emociones.
-Zapatos, ilustrado por M. Carmen Mórdom y editado por Saralejandría.
-Mi amigo Betis, ilustrado por M. Carmen Mórdom y editado por Saralejandría.
-Adviento de cuento, VVAA, editado por Tres Patas y Pico. Colaboro con mi cuento Calcetines.
-Miradas con alas, VVAA, editado por Bichos Editorial. Colaboro con mi cuento La sonrisa del alma sobre el Síndrome de Moebius.
-Lulo, el monstruo de los eructos, ilustrado por Quiel Ramos y editado por Malian.

-La magia de los aplausos, es un cuento solidario que creamos con la pandemia entre varias escritoras e ilustradoras.

-El ciclista con bigote, ilustrado por José Luis Ocaña y editado por Alaestrella.
-Riego, héroe de la libertad, ilustrado por M. Carmen Mórdom y editado por el Excmo. Ayto de Las Cabezas de San Juan.


domingo, 21 de marzo de 2021

MONET Y EL IMPRESIONISMO (Arte en mente)


El arte es uno de los pilares de la cultura. ¿Qué sería de nosotros sin las grandes obras de la pintura, la escultura, la música o la literatura? ¿Y si esas obras nunca llegaran a los niños y jóvenes?

Por suerte son muchas las personas que se preocupan porque esto no sea así y escriben e ilustran maravillosos trabajos como el que vamos a ver a continuación: Monet y el impresionismo.



Antes de nada vamos a desvelar quién se esconde tras este álbum ilustrado publicado a finales de 2020.

Arte en mente  es un equipo de profesionales de la Historia del arte y la Didáctica que trabajan cada día para acercar la cultura a través del arte a muchos niños con actividades que idean y desarrollan ellos mismos.

En junio de 2020 conocimos la noticia de que Leticia y Ángel (AEM) habían iniciado un proyecto para crear este álbum en el cual narrarían la vida y obra de Monet. Y cada cierto tiempo fueron publicando en su blog la información de cómo iba el proceso. Hasta que por fin, en noviembre nos presentaron el libro a través de un video.

Sabéis que en Todolij somos unos enamorados del arte, por lo que este álbum nos ha fascinado desde el principio.

Desde la primera página los autores consiguen que nos sumerjamos en la vida y obra de Monet. Y sumergir es un verbo perfecto si hablamos de este pintor cuyo sueño era poder pintar el movimiento del agua.

Este álbum es muy interesante porque al presentar a un Monet niño, permite acercar su figura a los más pequeños de la casa al hacer un recorrido por toda la vida de Monet: desde su nacimiento en París en 1840 hasta sus últimos días en Giverny.

Monet tiene intereses diferentes a los de otros niños. Una diversidad plasmada de forma positiva por medio de unas ilustraciones que muestran al pintor disfrutando de todo lo que tiene a su alrededor, ya sea un jardín, un dibujo japonés o un bello paisaje marítimo, aunque el resto de niños se dediquen a jugar a otras cosas. Un pequeño artista fascinado por la luz y el color.


Las técnicas para la realización de las ilustraciones son diversas, intentando que los dibujos se asemejen lo máximo posible a la acuarela o al óleo. ¡Cómo si estuviéramos delante de un cuadro del propio Monet! Y es que las reminiscencias a la obra de este impresionista son constantes. Así vemos dibujadas sus primeras caricaturas, que siendo el pintor un quinceañero le reportaron sus primeros ingresos.

Cuando Monet crece descubre una nueva técnica pictórica: el dibujo al aire libre y así vemos en el álbum representados sus primeros cuadros relacionados con el mar, pero aún ahí no conseguía pintar bien el movimiento de las olas.

Finalmente dando pinceladas cortas, rápidas y usando colores puros asombró a propios y extraños con una serie de cuadros “fuera de lo común” que el crítico Louis Leroy llamó impresiones (bocetos). Así surge este movimiento, el Impresionismo, del que Monet es uno de los principales exponentes.

Si queréis saber qué obras aparecen representadas a lo largo de este álbum ilustrado, al final del mismo hay una breve guía en la que encontramos información sobre ellas y que nos ha resultado muy interesante para conocer mejor a Monet.


Pero os contaremos un secreto. Solo una de las ilustraciones está hecha con pastel para destacar la evolución pictórica del artista ¿Seréis capaces de identificarla en el libro?

Si queréis más información sobre el libro y las actividades de Arte en mente podéis seguirlos en:

http://www.arteenmente.es/

¡Y no olvidéis comprar vuestro ejemplar de Monet y el impresionismo! Editado por Mr Momo.